ACUSADOS 11-S: Quieren confesar

El presunto cerebro de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, Khalid Sheikh Mohammed, y otros cuatro acusados enviaron una nota a un juez militar en la Bahía de Guantánamo en la que afirman que quieren confesar y declararse culpables. El juez en cuestión, el coronel del Ejército Stephen Henley, dijo que interrogaría a los acusados para asegurarse de que estuvieran expresando sus verdaderos deseos. Anteriormente, Mohammed había dicho que quería ser ejecutado para convertirse en mártir. En caso de ser hallados culpables de haber participado en los atentados que causaron la muerte de 2.973 personas, los cinco serán condenados a pena de muerte. Hasta el momento, no se ha fijado una fecha para el juicio. Según señaló el corresponsal de la BBC Jonathan Beale, las audiencias previas a los juicios comenzaron en medio de un ambiente de incertidumbre sobre el futuro del centro de detención de Guantánamo. Cabe recordar que poco tiempo después de haber sido declarado ganador, el presidente electo de EE.UU. Barack Obama prometió cerrar el centro de detención en Cuba que fue motivo de gran controversia desde que se enviaron allí los primeros prisioneros en 2002. Por esta razón, muchos dudan de que el tribunal militar pueda seguir funcionando de la misma forma en lo que está haciendo ahora.
Cara a cara
Espero que nos miren fijamente y que nosotros les podamos devolver la mirada
Maureen Santora, familiar de una víctima del 11-S. Por primera vez el lunes, nueve familiares de las víctimas presenciaron las audiencias en Guantánamo. Antes de la audiencia, Maureen Santora -que perdió a su hijo Christopher en los atentados contra las Torres Gemelas- dijo que esperaba ver a los ojos a los acusados. “Espero que nos miren fijamente y que nosotros les podamos devolver la mirada”, afirmó. Según informes del Pentágono, Mohammed ha aceptado su responsabilidad “de la A a la Z” en los ataques del 11-S y su participación en otras 30 conspiraciones. En la audiencia de junio, cuando se le informó que sería condenado a pena de muerte, dijo que “desde hace mucho esperaba convertirse en un mártir”. El sospechoso, nacido en Kuwait y capturado en Pakistán en 2003, conduce personalmente su defensa.
Otros cuatro

Actualmente hay en Guantánamo unos 250 prisioneros acusados de terrorismo.
Los otros cuatro acusados dispuestos a confesar y a declararse culpables son los siguientes:
Ramzi Binalshibh, nacido en Yemen y descrito por EE.UU. como el coordinador de los atentados del 11-S. Según informes, también hubiera sido uno de los secuestradores de los aviones, pero no pudo obtener su visa para entrar al país. Walid Bin Attash, también originario de Yemen, quien según el Pentágono, ha admitido ser uno de los cerebros del atentado contra el destructor estadounidense Cole en el año 2000. También está acusado de haber tomado parte en los atentados. Mustafa Ahmad al-Hawsawi, nacido de Arabia Saudita, fue una de las piezas clave para la organización financiera de los ataques según declaraciones de oficiales de inteligencia de EE.UU. Ali Abd al-Aziz Ali, también conocido como Amar al-Balochi, está acusado de ser la mano derecha de Khalid Sheikh Mohammed, su tío.

bbcmundo.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s